Tendencias tecnológicas a las que se enfrentan las empresas en 2021

El autor de este artículo, Marc Emmer es Presidente de Optimize Inc., una empresa de consultoría de gestión especializada en planificación estratégica. Emmer es miembro de Vistage desde hace dieciséis años y también es ponente de Vistage.

Un aprendizaje de la pandemia es la necesidad de una nueva construcción y modelo mental para la tecnología. En casi todos los sectores, alguna forma de tecnología se convertirá en el producto o en un facilitador. Y quienes no puedan participar en la transformación digital se quedarán atrás.

Nunca más los departamentos de IT serán vistos como personas que solo reemplazan equipos obsoletos e instalan software. Los departamentos de tecnología del futuro serán expertos en implementar aplicaciones personalizadas que hagan que las empresas sean más productivas y mejoren la experiencia del cliente.

En el centro de la próxima ola de innovación y productividad, estarán las tecnologías de “tercera plataforma”, aquellas que marcan la convergencia de los dispositivos móviles, la nube, Internet de las cosas (IoT), blockchain, inteligencia artificial (AI), big data y robótica. La confluencia de estas tecnologías está modificando completamente la forma en que vivimos y realizamos transacciones y, en última instancia, impulsará las decisiones sobre cómo ganamos dinero. De cara al 2021, los equipos de gestión deberán recalibrarse en función de las siguientes tendencias tecnológicas.

Cambios en la inversión

El departamento de IT de una empresa privada típica no tiene los recursos ni la perspicacia para implementar tecnologías de tercera plataforma como Inteligencia artificial, que es costosa de implementar. El departamento de IT del futuro incluirá tecnólogos de mayor calibre y mejor remunerados capaces de optimizar el flujo de trabajo. El gasto en IT como porcentaje de los ingresos supera el 8% para todas las empresas, pero es mucho menor en las empresas comerciales e industriales (más cerca del 4%).

Digitalización de todo

La medida más evidente de transformación digital ha sido la adopción acelerada de software de colaboración, CRM y otras aplicaciones de software que los usuarios requieren bajo demanda en sus dispositivos. Desde los equipos de ventas hasta los de operaciones, los usuarios necesitan toda la información de trabajo crítica en cualquier dispositivo en cualquier momento. Las empresas privadas buscan soluciones que sean más ágiles que las aplicaciones tradicionales de ERP (planificación de recursos empresariales). Pueden encontrar esa utilidad en una letanía de aplicaciones que proporcionan informes en tiempo real.

Los proveedores buscan tecnologías orientadas al cliente que impacten directamente a los clientes.Un ejemplo es la aplicación Zocdoc. Te permite encontrar un médico en tu red de seguros y visitarte en el mismo día. La tecnología que lleva al paciente al médico es casi tan valiosa como el servicio que brinda el médico.

Tal interrupción es omnipresente. Los restaurantes que adoptaron menús digitales y pagos sin contacto (como McDonald’s) obtuvieron mejores resultados durante la pandemia. Chipotle acaba de lanzar su primer restaurante “solo digital”. Los pagos electrónicos también están magnificando el valor de la digitalización, ya que los proveedores tienen un mejor acceso a la información de los clientes y sus datos censales.

Robótica y automatización

Según McKinsey, la adopción de la robótica y la automatización aumentó drásticamente durante el confinamiento, a pesar de los retrasos generalizados como resultado de la interrupción de los protocolos COVID-19 y los envíos desde Europa, Japón y Corea.

En particular, los proveedores buscaron tecnologías que reemplazan a la mano de obra. Los robots no solo son más rápidos, más baratos y más precisos, sino que tampoco se enferman. Los primeros robots industriales estaban destinados a reemplazar funciones que eran demasiado costosas o peligrosas para ser realizadas por humanos. Una nueva ola de “cobots” está destinada a colaborar con los humanos.

Realidad extendida (XR): realidad virtual y aumentada (VR / MR)

Las herramientas de realidad se están abriendo camino en sectores como la educación y la salud. La pandemia ha intensificado las cirugías remotas y otras aplicaciones de atención médica que incluso pueden incluir opciones de autoservicio. Hoy en día, existe tecnología para que un paciente se someta a un examen de la vista a través de cámaras de alta resolución y luego se le indique una serie de opciones de anteojos según su prescripción.

Las aplicaciones comerciales e industriales de XR, VR y MR son infinitas. Muchas empresas ya utilizan la realidad aumentada en formación y atención al cliente.

Ingeniería y fabricación habilitadas por IA

La inteligencia artificial no solo diseñará productos, sino que también tomará decisiones sobre cómo adquirirlos y producirlos. Por ejemplo, el desarrollo actual de nuevos medicamentos se basa principalmente en prueba y error, y la IA mejorará radicalmente el tiempo del ciclo para llevar los productos al mercado. Los datos y los análisis alimentarán la toma de decisiones en tiempo real. Los algoritmos inteligentes mejorarán la calidad y la entrada. Se prevé que IA aplicada a la fabricación reducirá el desperdicio en un 50 por ciento o más en algunos entornos de fabricación.

La Nube

La computación en la nube continúa impulsando la valoración de las empresas de tecnología. La pandemia disparó la demanda de aplicaciones y servicios de desarrollo en la nube pública. La concesión de un contrato por parte del Departamento de Defensa a Microsoft fue la última salva mientras Microsoft y Amazon Web Services luchan por la supremacía web. Forrester predice que el mercado de la infraestructura en la nube crecerá un 35 por ciento en 2021, y Alibaba se convertirá en el tercer proveedor más grande. Hay un movimiento continuo hacia los servicios sin servidor.

Cálculos basados ​​en la privacidad

Están surgiendo nuevas soluciones que combinan tres tecnologías. El primero proporciona una plataforma para intercambiar datos como registros de cuentas bancarias. Luego, los datos se descentralizan para su procesamiento, solo para que una tercera tecnología los encripte para su transmisión.

La seguridad cibernética

La pandemia fue un catalizador de los ciberataques (hasta un 238% en fintech). Los ataques de phishing provocan alrededor del 80% de las brechas de seguridad corporativa, y el 94% del malware se instala por correo electrónico.

Los hackers también se están adaptando. A medida que la industria ha invertido en técnicas de mitigación, los actores patrocinados por el estado están coordinando los ataques de ransomware, y más del 50 por ciento involucra a piratas informáticos “prácticos”. Las empresas privadas están invirtiendo en soluciones de intranet, firewall, antivirus y malware para detener la marea.

Big data

Otra tendencia amplificada por la pandemia fue la necesidad crítica de cuadros de mando y análisis en tiempo real. Las empresas privadas se esfuerzan por garantizar la integración y el acceso a las herramientas de informes adecuadas. La rápida adopción de Microsoft Teams también ha llevado a Power BI a la vanguardia como una plataforma de análisis plug-and-play fácil de usar. Los macrodatos (la capacidad de extraer datos de múltiples fuentes) brindan a las empresas la oportunidad de mejorar los indicadores clave de rendimiento (KPI) que son fundamentales en una era de trabajo distribuido.

5G

Mientras Estados Unidos y China siguen enredados en la retórica, es difícil imaginar que la administración Biden retire las restricciones impuestas a Huawei, un proveedor líder de tecnología 5G. Australia, Canadá, Japón y el Reino Unido también han cambiado de rumbo, citando preocupaciones de seguridad. Nokia y Ericsson son proveedores globales alternativos, pero un duopolio se considera malo para la competencia y la innovación. A medida que los operadores y productores de celulares estadounidenses como Apple introducen una nueva generación de teléfonos, se ha informado que las mejoras en la latencia y la velocidad de procesamiento son dramáticas. 5G permitirá otras tecnologías, desde IoT hasta vehículos autónomos (cubrimos los vehículos eléctricos en la publicación de tendencias ecológicas en esta serie).

La FCC aprobó una banda ancha satelital de $ 9 mil millones para un fondo inalámbrico 5G en áreas rurales. Los satélites terrestres bajos de SpaceX servirán a este mercado.

Tecnología y COVID-19

La pandemia ha alterado permanentemente la trayectoria de nuestros negocios y nuestra forma de pensar sobre la seguridad en el lugar de trabajo. El mashup de estas tecnologías presentará soluciones para mitigar la propagación de COVID-19. Las tecnologías actuales permitirán al usuario acercarse a su edificio de oficinas y registrarse en línea. La aplicación personalizada de su empleador indicará si pueden ingresar al edificio de manera segura. Los sensores tomarán su temperatura y registrarán los resultados. La ruta del usuario se mapeará según los protocolos de distancia social. La inteligencia artificial y el aprendizaje automático permitirán una mejora continua y ofrecerán un entorno de oficina más seguro.

Los arquitectos de estas tecnologías se enfrentan a una nueva supervisión en Estados Unidos y Europa. Amazon, Apple, Facebook y Google se encuentran bajo el microscopio en medio de preocupaciones sobre privacidad, seguridad y responsabilidad corporativa. Más regulaciones parecen seguras.

No olvidemos que antes de que COVID-19 consumiera nuestro discurso diario, la ciberseguridad era una prioridad para la mayoría de los propietarios de negocios. En 2021, será fundamental que las empresas sigan invirtiendo en tecnología.

Este artículo se publicó primero en Vistage US, puedes leer la versión original en inglés aquí.