Iniciativas para cuidar el bienestar laboral en 2021

Todos conocemos la importancia del bienestar en el trabajo. En los últimos cinco años, las iniciativas para el bienestar de los empleados han pasado de ser “deseable” a convertirse en un elemento fundamental de la empresa. En 2020, la investigación sobre el bienestar de los empleados de Reba descubrió que las iniciativas de bienestar se están convirtiendo rápidamente en una característica definitoria de las culturas empresariales. El estudio también concluyó que las organizaciones con una clara apuesta de salud mental estaban logrando un mejor desempeño que las que no hacen.

Por supuesto, dado que seguimos en pandemia y la mayoría de las personas siguen trabajando de forma remota, la salud mental y el bienestar nunca han sido más importantes que ahora, y tampoco habían estado tan en riesgo. Desde la soledad y el agotamiento, hasta el tener que hacer malabares con la educación de los hijos en el hogar puntualmente, el cuidado de los niños sin extra escolares y los horarios laborales que se alargan en el trabajo … por todo ello, el bienestar de los empleados es más crítico que nunca.

A continuación, presentamos algunas iniciativas para propiciar el  bienestar que se prevé que serán importantes en este año 2021.

Apoyo a la salud mental

La buena noticia es que está aumentando la cantidad de empleados que sienten que su empresa apoya su salud mental. El informe 2020 de BITC sobre salud mental y bienestar en el lugar de trabajo encontró que el número de personas que estuvieron de acuerdo aumentó del 55% en 2019 al 63% en 2020. Sin embargo, con los efectos de la pandemia, es vital que más empresas ofrezcan el apoyo adecuado para la salud mental.

Una de las formas de hacerlo es a través de cursos online, por ejemplo el Mental Health First Aid England. La organización trabaja con más de 20.000 empresas y les enseña a los empleados cómo reconocer los signos de problemas de salud mental y cómo buscar apoyo. Su objetivo es dejar de estigmatizar los problemas de salud mental y capacitar a las personas para que reconozcan los síntomas de una mala salud mental, tanto en ellos mismos como en los demás.

Otra herramienta que los empresarios tienen a su disposición es el uso de la tecnología. Aplicaciones como Headspace, Calm e Insight Timer pueden ayudar a sus empleados a meditar, practicar la atención plena y dormir con más facilidad. Si bien se puede acceder a parte del contenido de estas aplicaciones de forma gratuita, las empresas tienen la opción de contratar alguna licencia bien para formar a un trabajador que quiera liderar la iniciativa, o bien para que que los empleados lo utilicen turnándose.

Establecer horarios de trabajo saludables

Desde los albores de la era digital, desconectarse del trabajo ha sido un gran desafío. Sin embargo, COVID-19 lo ha llevado a un nivel completamente nuevo. Cuando trabajamos fuera de casa había al menos algo de separación, pero ahora todos trabajamos de forma remota, y a muchas personas les resulta más difícil que nunca dejar de trabajar todas las horas.

En 2019, un estudio de Myers-Briggs descubrió que una de cada tres personas no podía desconectarse mentalmente del trabajo. Y esto ya en la  prepandemia. Ahora, con el trabajo y el hogar en el mismo espacio, es más fácil que nunca para las personas lidiar con estar constantemente conectado. No hay viajes, ni descansos, ni respiros planificados. Esto puede provocar estrés mental en los empleados y, en última instancia, agotamiento.

Una forma de combatir esto es mediante la creación de una política estricta de la empresa de “no enviar correos electrónicos ni llamar por la noche ni los fines de semana”. Acuerda un horario de trabajo y pide a los empleados que no se salgan de estos parámetros. Haz que sea parte de la cultura corporativa: el descanso es tan importante como el trabajo. Esto animará a todos a desconectarse y relajarse.

Ofrece actividades de fitness y bienestar gratuitas o con descuento

Una de las grandes desventajas de trabajar de forma remota en una pandemia es la falta de movimiento físico. Muchos empleados veían su desplazamiento a la oficina como su tiempo dedicado al ejercicio diario; algunos caminaban, otros iban en bicicleta y algunos incluso corrían al trabajo. Incluso si era una caminata corta hasta la parada del autobús o el metro, la gente realizaba alguna forma de actividad diaria de manera regular.

Estar activo es, por supuesto, importante para el bienestar físico, pero es igualmente importante para la salud mental. El ejercicio ayuda a combatir la depresión, la ansiedad y el estrés; por eso es tan importante que los empleados se mantengan activos mientras trabajan desde casa. Una forma eficaz de fomentar esto es ofreciendo a sus empleados acceso a clases de fitness, sesiones de yoga o grupos de bienestar gratuitos en línea, o incluso un reto deportivo juntos!

La clave es hacer que estas actividades sean accesibles para todos asegurándose de que haya una buena variedad para elegir y que tengan grandes descuentos o sean gratuitas. O … ¡incluso podrías lanzar un sesión conjunta de fitness de empresa a través de Zoom!

Evaluación del lugar de teletrabajo

¿Están tus empleados sentados cómodamente? Muchas oficinas tienen zonas de trabajo especialmente ergonómicas. Desde sillas que ofrecen un apoyo adecuado para el cuello y la espalda hasta puntoss de trabajo para sentarse y pararse, diseñadas para combatir el exceso de tiempo sentado, las organizaciones se han dado cuenta de la importancia de que nuestros cuerpos estén correctamente apoyados mientras trabajamos. Pero ¿y en casa?

Una configuración incorrecta en términos de asientos de apoyo, altura del escritorio y posición de la computadora puede provocar problemas musculo-esqueléticos graves, que causan dolor de espalda y cuello, así como molestias en las manos y muñecas.

Una forma eficaz de garantizar que el set up de la zona de trabajo sea saludable es realizar una evaluación del espacio de trabajo del hogar de cada empleado. Tomarse el tiempo para interesarte o monitorizar que se han hecho los arreglos de trabajo en el hogar podría prevenir problemas de salud futuros y reducir la ausencia de los empleados causada por lesiones de espalda y cuello.

Políticas de trabajo flexible y excedencias 

El trabajo flexible y la excedencia también flexible son dos de los fundamentos del bienestar de los empleados, especialmente en el contexto de la pandemia. Sin embargo, si bien muchas empresas dicen que ofrecen trabajo flexible, en realidad, algunos no alcanzan la verdadera definición del término.

El trabajo flexible permite a los empleados cumplir con sus obligaciones laborales de una manera flexible para adaptarse al cuidado de los niños u otros compromisos. La excedencia flexible es similar: si trabajas horas extra, puede tomar estas horas como tiempo libre en lugar  o puedes tomarte un tiempo libre por adelantado y recuperarlo en una fecha posterior.

Si cuentas con estos sistemas, el desafío es garantizar que se cumplen mientras los empleados trabajan desde casa. Es importante que la flexibilidad no se mezcle con el trabajo desde casa, especialmente porque la mayoría trabaja desde casa de todos modos.

Debes confiar en que tus empleados harán el trabajo que se les ha asignado, sin embargo, también quieren organizar su tiempo. Una buena forma de gestionar esto es cambiando las estructuras de trabajo. Si las cargas de trabajo se organizan en proyectos distintos con resultados definidos, es más fácil medir la productividad y ver lo que realmente se está logrando dentro de los plazos, en lugar de caer en la trampa de contar horas.

Hablar, hablar, hablar

La comunicación clara y regular es la piedra angular de cualquier organización exitosa. Sin embargo, con tantos de nosotros trabajando desde casa, se ha vuelto primordial. Mantener un contacto regular con los empleados crea un sentido de cohesión y espíritu de equipo, y ayuda a combatir la soledad y el aislamiento.

Mantenerse en contacto a través de boletines informativos, reuniones de equipo online y sesiones comerciales de preguntas y respuestas es una forma efectiva de levantar la moral y superar la distancia física entre colegas. Todas estas herramientas pueden ayudar a mantener el ánimo en alto y aumentar la productividad laboral. Y … también existe la posibilidad de divertirse.

Un cuestionario semanal de oficina, un “café virtual” (una pausa de 15 minutos en la que charlar sobre cualquier tema que no sea el trabajo) o recursos divertidos para los hijos de los empleados son ideas muy sencillas que pueden marcar la diferencia en la salud mental y el bienestar de sus empleados. Todo lo que puedas hacer como líder para mantener a las personas conectadas y comunicándose tendrá un impacto significativo.

El bienestar de tus empleados nunca ha sido más un desafío tan crucial. En resumen, el bienestar de los empleados se trata de escuchar, ser proactivo en lugar de reactivo y verlo como un valor central de la empresa. Recuerda que si tus empleados están felices y sanos, lo mismo ocurrirá con tu negocio en general.

Este artículo se publicó primero en Vistage UK , puedes leer la versión original en inglés aquí. En la palabra “aquí”